Origen y características de los números árabes

numeros-arabes

Desde su aparición, los números árabes fueron sustituyendo de forma progresiva a los números romanos gracias a la facilidad que brindaba a la hora de realizar los cálculos numéricos. Hoy, comprenden el sistema de numeración más usado en todo el mundo y es enseñado desde temprana edad.

Cuáles son los números árabes

Los números árabes son los que utilizamos en la actualidad, aquellos que nos enseñan desde los primeros años de educación y que son imprescindibles a la hora de realizar cálculos matemáticos. También conocidos como números arábigos, los números árabes utilizan un sistema decimal para la numeración empleando 10 símbolos en total que en combinación representan distintas cantidades enteras, las combinaciones que pueden utilizarse no tienen límites por lo que se puede asegurar que los números representados son infinitos.

Origen de los números árabes

Aunque no está del todo comprobado, la teoría de mayor aceptación es aquella que indica que los números árabes provienen de la India; aun así, los números árabes reciben este nombre porque fueron los árabes los que llevaron el novedoso sistema al continente europeo desde donde se popularizó rápidamente. A diferencia de otros sistemas de numeración que existen y existieron en ese período de la historia, como el sistema de números romanos, la gran invención del sistema de numeración arábigo se centra en el número cero, un número que no era empleado hasta ese entonces.

Fue la colonización de nuevos territorios por parte de los distintos Imperios Europeos que competían por tener la mayor cantidad de tierras posibles. El comercio generado entre distintos pueblos fue vital para que los números árabes cobraran fuerza y se conviertan en el sistema que utilizamos en la actualidad.

Características de los números árabes

La principal característica que tienen los números que conocemos en la actualidad es que la cantidad de ángulos que posee que es igual al número que representa el símbolo; de esta forma, el número uno tiene un ángulo, el número dos tiene dos y así sucesivamente hasta llegar al número nueve que tiene nueve ángulos. Un caso particular de esta característica radica en el número cero ya que es un número que no tiene ningún ángulo en su símbolo.

La representación de números árabes sorprende a propios y extraños, y muchas veces el culpable de esto es el orden que tienen los símbolos. Por ejemplo, el cero es un número que estando sólo no tiene valor alguno, pero mientras más ceros existan en el lado derecho de cualquier número, este será más grande.

Las suras

A pesar de esto, los fieles musulmanes creen que cada letra del Corán fue dictada por Gabriel a Mahoma y que, por consiguiente, éste es palabra inspirada por Dios. El libro contiene ciento catorce suras, o capítulos, divididas en noventa y nueve mecanas y veinticuatro medie nenses. Las suras mecanas, las más antiguas, son por […]